Fundación W.K. Kellogg otorga donación a Hábitat para la Humanidad para mejorar la vivienda en Chiapas, México

ATLANTA, EE.UU (6 de abril de 2017) – Hábitat para la Humanidad logrará aumentar el acceso a microcréditos para más de 5.300 familias en Chiapas, México, gracias a una donación otorgada por la Fundación W.K. Kellogg

Mediante el proyecto “Desarrollo de la cadena de valor de la vivienda en el estado de Chiapas, México”, Hábitat para la Humanidad trabajará para ampliar el mercado de la vivienda adecuada mejorando el acceso a productos, servicios y financiamiento orientados al cliente, de modo tal que las familias de bajos ingresos puedan crear un hogar saludable para sus hijos. Esto tendrá impactos positivos en el sector de la vivienda, la vitalidad económica de la comunidad y ampliará las opciones de vivienda para la región. 
 

Más de 5.300 familias mexicanas tendrán acceso a microcréditos para vivienda en Chiapas.
Familias mexicanas tendrán acceso a microcréditos para mejorar sus viviendas, gracias a una donación de la Fundación W.K. Kellogg a Hábitat para la Humanidad.

Chiapas es el estado más pobre de México. Aproximadamente el 78,5 por ciento de la población del estado vive ya sea en situaciones de pobreza o de extrema pobreza. La gran mayoría de las familias no tienen acceso a ningún tipo de opción de vivienda del sector formal, como productos hipotecarios tradicionales o casas construidas por desarrolladores y, por lo tanto, el estado sufre del segundo déficit de vivienda más grande en el país.   

Comenzando en abril de 2017, Hábitat para la Humanidad trabajará con instituciones financieras y no financieras para ampliar soluciones de vivienda adecuada que puedan estar a disposición de 5.344 familias de bajos ingresos (aproximadamente 26.000 personas) durante este período de tres años. 

“En Hábitat, creemos que todas las personas merecen un lugar adecuado donde vivir, especialmente las familias que no tienen acceso al mercado de la vivienda y que necesitan mejorar sus hogares”, dijo Karen Foreman, vicepresidenta interina de Hábitat para la Humanidad América Latina y el Caribe. “Nos honra recibir estos fondos y estamos comprometidos a trabajar con familias en Chiapas para crear lugares seguros donde puedan prosperar”.

El costo total de este proyecto es $528.816. La contribución recibida de la Fundación Kellogg representará $330.500 de este total y la cantidad restante será financiada por el Centro Terwilliger para la Innovación en Vivienda de Hábitat para la Humanidad. Este proyecto será gestionado por el Centro de Innovación a la Vivienda con sede en México.

Sobre Hábitat para la Humanidad  
Impulsada por la visión de que todas las personas necesitan un lugar adecuado donde vivir, Hábitat para la Humanidad comenzó en 1976 como un movimiento de base. La organización cristiana de vivienda ha crecido desde entonces hasta convertirse en un líder global sin fines de lucro que trabaja en más de 70 países alrededor del mundo. Las familias y personas que necesitan una mano se asocian con Hábitat para la Humanidad para construir o mejorar un lugar al que puedan llamar hogar. Por medio de apoyo financiero, el voluntariado o la promoción de la vivienda asequible, todo el mundo puede ayudar a las familias a alcanzar la fortaleza, la estabilidad y la independencia que necesitan para construir una vida mejor para sí mismas. A través de la vivienda, empoderamos a las personas. Para más información, visite altenheime-hamburg.info.

Sobre la Fundación Kellogg 
La Fundación W.K. Kellogg (WKKF), fundada en 1930 como una fundación privada independiente por el pionero de los cereales para desayuno, Will Keith Kellogg, figura entre las fundaciones filantrópicas más grandes de los Estados Unidos. Guiada por la creencia de que todos los niños deben tener la misma oportunidad para desarrollarse,  WKKF trabaja con comunidades para crear condiciones para niños vulnerables para que puedan desarrollar todo su potencial en la escuela, el trabajo y la vida. La Fundación Kellogg tiene su sede en Battle Creek, Michigan, y trabaja en todo Estados Unidos e internacionalmente, así como con tribus soberanas. Se hace especial énfasis en lugares prioritarios donde hay altas concentraciones de pobreza y donde los niños enfrentan barreras significativas para tener éxito. Los lugares prioritarios de la WKKF en los Estados Unidos son Michigan, Mississippi, Nuevo México y Nuevo Orleans; e internacionalmente, México y Haití. Para más información, visite www.wkkf.org.